¡No se le escapa nada! Cercana, activa, sabia y con un gran corazón. Está al día de todos los cotilleos y novedades del terreno

El nombre de la plataforma es un homenaje a Emilia, Emilieta para los amigos, nació en la pequeña villa agrícola de Càlig, en el norte de Castellón. A los pocos años, por problemas de salud de su padre, Emileta y toda su familia tuvieron que vender sus tierras y llegaron a San Carlos de la Rápita.

Emilieta creció junto a Luisa su hermana mayor que siguió con la tradición familiar de trabajar el campo y los animales, convirtiéndose, con su marido Juan Bautista, en productores agroalimentarios.

Emilieta viene de una tradición familiar arraigada a la tierra y al cuidado de la familia. Trabajar la tierra y cuidar de los animales es sinónimo de productos de la mejor calidad y de salud para sus seres queridos. Elige con cuidado y dedicación todos los productos. Compra los tomates a un payés, las naranjas a otro, el pan, la carne y la miel, a sus productores directamente.

Emilieta es el retrato de tantas mujeres, ahora muchas de ellas abuelas, que han dedicado gran parte de su vida a cuidar a su familia con constancia y amor.

Mujeres de origen agrícola que se han unido y, que se han ayudado para crear red y conseguir así los mejores productos de proximidad.

Esta es la esencia que no queremos perder. La hacemos nuestra, la transformamos y te la ofrecemos en formato digital.

Jordi, el hijo menor de Emilita, creó en 2005 en Valencia su propia empresa de marketing y nuevas tecnologías. Gracias a los años de experiencia después de lanzar varios marketplace, ecommerce y sitios web, junto con Carla Jornet (creadora del código fuente y la tecnología), presentan el marketplace emilieta.com.

Emilieta nunca podrá sustituir a Juanita, Luisa o Encarna, ni a muchas de nuestras madres, pero en un mundo digital donde nos encontramos con millones de productos cada día, nos puede ayudar a conseguir las mejores opciones del mercado.

Generamos un sentimiento de colectividad, de grupo, de unión frente a otros productos globalizados de menor calidad que invaden nuestro día a día.

Menú